Efectos de la cuarentena en la temperatura de los hogares

Efectos de la cuarentena en la temperatura de los hogares

Debido a la cuarentena que viven las familias de Chile para evitar el contagio y propagación de la enfermedad COVID-19 muchos trabajadores y estudiantes realizan sus labores desde sus hogares, aumentado el uso de artefactos eléctricos durante el mes, lo cuál tiene un impacto en la economía del hogar.

“Hoy, los aparatos electrónicos y electrodomésticos explican gran parte del calor que se genera al interior de las viviendas”, comenta Gonzalo Cabezas, gerente de operaciones de Assetplan, empresa de asesoría en inversión inmobiliaria.

Explica María Luisa del Campo, arquitecta, máster en ciencias e in­vestigadora del Centro Tecnológico Kipus de eficiencia energética de la Universidad de Talca: “La emisión de calor en estos equipos se genera por el paso de corriente eléctrica a través de sus circuitos. Esta co­rriente eléctrica genera que los electrones se muevan rápidamente, generando el calentamiento de sus conductores o circuitos, y por ende, la emisión de calor como resulta­do”.

Si bien calcular el calor que emi­te cada electrodoméstico por sepa­rado es bastante complejo, el Cen­tro Tecnológico Kipus hizo una si­mulación para saber cuánto sube la temperatura de un hogar de dos adultos y dos niños, todos funcio­nando de alguna forma en el domi­cilio, ya sea estudiando o trabajan­do, “Simulamos con un programa de evaluación energética un día nor­mal, considerando que los habitan­tes de la casa se fueron a trabajar ya estudiar. Luego, simulamos que las personas se quedaron en la casa y ocuparon computadores, abrieron más veces el refrigerador, vieron también televisión, etcétera”, ex­plica Del Campo

Concluyeron que entre las 7 de la mañana y mediodía, la temperatura del hogar sube entre 2,46°C y 3°C, mientras que entre las 2 y las 4 de la tarde sube 2,44°C, sólo por el hecho de tener gente funcionando en su interior.

“Cada artefacto genera calor se­gún las condiciones de la vivienda. Hay que considerar también a las personas, cuyo calor corporal tam­bién aporta a la temperatura en el hogar”, agrega Francisco Mateo, in­geniero de proyectos de eficiencia energética en edificios. Mateo hace el alcance de que to­do esto es un conjunto de factores que generan el efecto calórico.

Esto afecta a los recursos económicos de las personas. Entendiendo que el alza de la temperatura es consumo energético, esta se ve re­flejado en las cuentas de luz. Según los cálculos hechos por Kipus, la cuenta sube poco más de $5,000 sólo por concepto de vivir y funcio­nar en la casa en vez de salir a traba­jar o e estudiar. Además. Co­mo explica del Campo: “La eficien­cia del equipo se relaciona a que, si el calor generado por ellos fue efi­cientemente utilizado en calentar el objeto que debían, o bien se perdió una gran proporción en disiparse al ambiente”.

Artefactos que más calor entregan

“Los computadores. notebooks, consolas de juegos y celulares, al estar encendidos por largos perio­dos, emiten calor al ambiente, so­bre todo en espacios pequeños o con poca ventilación”, comenta Ca­bezas, de Assetplan. A ellos se suma la lavadora (“crea humedad cuando funciona, haciendo que el aire se sienta más caliente de lo que realmente está”, según Cabezas) y las cocinas tradi­cionales, por motivos lógicos, y si bien las ampolletas y los te­levisores solían ser fuentes de calor importantes en el hogar, el desarro­llo de la tecnología LED ha disminui­do ese efecto a su quinta parte.

¿Qué hacer al respecto? En el ca­so de los notebooks, celulares y otros, la idea es no tener todo en­chufado en la misma pieza al mismo tiempo. Y si va a estar el cargador desocupado, no lo mantenga enchufado.

Sobre la lavadora y secadora, el ideal es hacer uso de ellas ya sea en la mañana o en la noche, para que el efecto calórico sea menor. Y si bien la cocina emite calor en todos sus casos, es distinto tener una eléctri­ca o inducción.

“En las primeras, en torno a un tercio del calor generado se pierde al ambiente porque no solo calien­tan la olla. Mientras que las segun­das solo calientan la olla, con la que optimizan al máximo la energía consumida”, explica María Luisa del Campo.

Kipus, el Centro de Sistemas de Ingeniería cubre las áreas de energía, sistemas computacionales y gestión de operaciones, promoviendo la innovación, investigación y transferencia tecnológica.

Comentarios cerrados.